Próximas Caminatas Extraordinarias

Fecha de Salida:
Martes, 1 Septiembre, 2015

Nuevos Anuncios

Para las caminatas de un día:

En caso de haber realizado el pago y no poder asistir a la caminata de un día,  rogamos el favor de comunicarse con nosotros a los teléfonos (+571)2833765 ó (+57) 2815624 con 24 horas de anticipación; es decir, el día anterior antes de las 9:00 am con el fin de darle la oportunidad a otra persona de asistir. El dinero consignado no se reintegra, lo que hacemos es que lo abonamos para otra caminata.

Muchas veces con su cupo el bus se llena y a muchas personas les decimos que ya no hay cupo, si usted cancela con la debida anticipación su asistencia, podríamos darle ese cupo a otra persona. Otras veces con su cupo completamos el punto de equilibrio financiero para poder realizar la caminata, es decir, el cupo mínimo para poder pagar guías, transporte, seguros y tarifas de entrada a reservas naturales y realizamos la caminata aún sin utilidades, pero si usted cancelas a última hora, no podemos cancelar la salida y sí tenemos que realizarla aun con pérdida.

En caso de no informar la no asistencia con la debida anticipación (24 horas), el valor abonado para una próxima caminata será el 50% del valor consignado. La otra mitad será abonada a la próxima caminata, porque entendemos que hay casos de fuerza mayor!

 

Para las salidas de varios días:

Normalmente el pago del costo de la inscripción y la respectiva inscripción se realizan con varias semanas de anticipación.

 

Favor tener en cuenta que una semana antes de emprender el viaje, Sal Si Puedes  debe haber pagado ya las reservaciones de hoteles, transporte, restaurantes, seguros, guías locales,  etc. Por este motivo, en caso de que el participante no pueda asistir, sólo reintegraremos  el  50% del valor total de la inscripción.  Si la salida se cancela por parte de Sal Si Puedes, se hará el reintegro total de dinero cancelado por los participantes.

 

Nuestros antepasados creían firmemente en los beneficios de la caminata. La medicina moderna recomienda hacerlo enérgicamente, poniendo en juego el paso humano característico. Es el ejercicio más fácil para la mayoría de las personas, se puede hacer casi en cualquier terreno y clima y hasta edad muy avanzada y además es natural en la especie humana. Una caminata anima un adulto afligido, he aquí el por qué:

Caminar vigorosamente estimula la circulación de la sangre: Los beneficios de andar están relacionados con el aumento del oxígeno inhalado, el movimiento cardíaco y el volumen de sangre que circula por los vasos. El sistema muscular humano actúa como una “bomba auxiliar sanguínea” que ayuda a volver la sangre al corazón. Además los capilares o diminutos vasos encargados de regar los tejidos se abren y se cierran cuando se hacen trabajar los músculos.

La caminata “aclara la mente y mejora el carácter”.
Los griegos del creían que andar les daba lucidez y los ayudaba a esclarecerlos problemas de la Lógica y la Filosofía. La claridad mental ayuda al pensamiento lógico, a la apreciación de la belleza.